Hoy Rompo El Silencio

Hola Amigas!!

Hoy os traigo un post del que habrá millones en la red, hoy vengo a hablaros de mi visión sobre la conciliación familiar, eso de lo que todo el mundo habla pero del que parece que nunca se sabe cómo enfocarlo.

Recuerdo un post hace tiempo, cuando tuve a mi primera hija BabyE, en el que os hablaba de cómo decidí aparcar mi vida profesional un tiempo -concretamente hasta que BabyE cumpliera el año de edad- para poder disfrutar de todos sus momentos únicos, sus primeras palabras, sus gateos, sus juegos,… A ello se le unía que mi puesto laboral tenía un problema, es decir, trabajaba a turno partido y eso suponía que no vería a mi hija de lunes a viernes prácticamente.

Pues bien, hoy me encuentro en una situación adversa, el viernes 2 de marzo de 2018 se cumplió mi Baja Maternal, esas 16 semanas que el estado español considera suficientes para cuidar a tu hijo/a y para tu recuperación tras 9 meses de embarazo y un duro proceso de parto. El viernes se acabó esa ayuda económica, acorde a tu nómina y tu trabajo, que nos proporciona seguir estos duros meses de gastos para no caer en bancarrota. Y ayer lunes empezó una nueva vida para mí y mi bebé.

En este segundo caso, durante el embarazo de BabyM ya me encontraba en desempleo, los motivos fueron muy simples y es que una vez me debería haber incorporado al trabajo de mi anterior hija, la empresa había caído empicado y no había trabajo para que me reincorporara. Algo normal en la situación que se encuentra nuestro país. El tema es que soy de esas «personas raras», que intentan ver el lado positivo a todo en la vida, y con ello pensé que era algo bueno para disfrutar de mi embarazo (menos mal porque este segundo embarazo ha sido horrible -pulsa aquí-), y además seguiría disfrutando de mi hija mayor.

Ahora se cumplen casi dos años de mi parón profesional, dos años de disfrutar 24 horas de la maternidad, dos años de dedicarme 100% a mis hijas, dos años en los que Yo -como mujer y como persona- he desaparecido, porque si amigas la maternidad es algo hermoso, pero que te va consumiendo hasta el punto que te dejas ir. Hay días en los que te miras al espejo y No te ves, porque mi look diario hace tiempo se compone de un pijama con manchas de leche, papilla y mocos, o en su mejor día un chándal que te regalaron para que estuvieras cómoda, y un moño despeinado.

En mi búsqueda de empleo, que os veo venir y seguro que pensáis ¿Y por qué no buscas un trabajo?, pues lo primero que te preguntan es por ese parón de dos años en tu vida laboral. A lo cual soy bastante sincera y le indico cómo ha sucedido, pero ellos se quedan con «Madre de Dos Bebés» y empiezan a decirte que en esta empresa no hay días para llevar a la niña al médico o llegar tarde porque el bebé dio mala noche o tan sólo no se puede salir antes porque no tengo quien recoja a mi hija… Algo que de primeras me sienta mal, ¿Qué opinión tienen de ser madre? ¿Quizás de irresponsables? Yo me comprometo con mi trabajo, tanto es así que tengo este blog y el canal de YouTube donde mi responsabilidad -la cual sólo me la impongo yo- es crear contenido un día a la semana y lo cumplo siempre.

Además en el mercado laboral la media jornada se traduce a trabajar de tarde, nada de un trabajo de mañana para conciliar con el horario lectivo de los pequeños de la casa. ¡Qué oye, no me parece mal! siempre que lo puedas compaginar con el trabajo de tu pareja, sino que haces con los niños ¿Te los comes o los tienes día a día de casa en casa a ver quien puede quedarse hoy con ellos?. A todo esto se le une el salario, que en la mayoría de los casos no llega a 600€ y claro te dices a ti misma: ¡Oye Chata que tienes ganas de currar, pero si lo que ganas es para pagar guardería y no te soluciona la papeleta! En fin…

Por otro lado, soy de esas «personas raras» que les gusta trabajar, con ello me siento realizada y además considero que por mi valía no me gusta depender económicamente de nadie. Pero que coste que no considero que el no trabajar signifique que estás viviendo de tu pareja, sólo que a mi me gusta tener mi recompensa económica todos los meses por mi esfuerzo y mi dedicación. Porque sí amigas, amo mi trabajo o amaba el trabajo que tenía, al igual que amo a mis hijas y mi maternidad.

Con este post lo único que pretendo es aportar mi granito de arena para que se de, de una vez por todas, una CONCILIACIÓN FAMILIAR REAL.

Acabo estas líneas preguntando ¿Y vosotras amigas qué pensáis de este tema? ¿Habéis conseguido una conciliación familiar justa? Espero vuestros comentarios… Un besotote enorme 💋💋💋 y nos vemos la semana que viene.

Bañera Flexi Bath de Stokke: Mi experiencia

Hola Soletes!!

Hoy quiero compartir con vosotras mi experiencia con la Bañera Flexi Bath de STOKKE después de usarla durante los primeros 3 meses de mi pequeña BabyM. Por si alguna no la conocéis, es una de las bañeras portátiles más recomendadas por su tamaño, peso y flexibilidad. Según su web es una bañera plegable para bebé que puede usarse desde recién nacidos hasta los 4 años de edad -supongo que dependerá del peso y el tamaño del niño-. Es ligera y compacta, sus medidas son  66,5 x 39 x 24 cm. y su capacidad es de 39 litros.

Debo decir que ya en el embarazo de BabyE me la quisieron regalar pero yo siempre pensé que eso de que se flexionara no me convencía del todo y que no tuviera un soporte para estar en alto me parecía un atraso, así que opté por la típica Bañera – Cambiador (os dejo enlace al post). Ahora con BabyM ya sabéis que por falta de espacio no me quedó otra que buscar una alternativa y volvieron a recomendármela, así que ¡Chica, si tanto dicen de ella habrá que probarla ¿no?!

Lo primero que tenía claro era que la bañera la compraría con el soporte para recién nacidos, es mucho más seguro bañar a un bebé con este tipo de soporte ya que te facilita el trabajo y además cuando ya tenga unos meses incluso la puedes dejar ahí tumbada mientras juegas con ella en el agua. El precio de este accesorio es de 12€ y lo recomiendo, sobre todo a mamis primerizas que sientan ese pánico al baño, recuerdo que yo me imaginaba la escena con un bebé moviéndose como pescado mojado y yo sin poder agarrarlo. A parte del soporte, la bañera cabe en cualquier sitio ya que es cierto que es súper compacta. Tiene una pestaña que facilita el cierre, y aunque pueda parecer molesta una vez abierta en la hora del baño, yo lo único que hago es ponerla de modo que la pestaña quede en el otro extremo y ni me acuerdo que está ahí hasta el momento de plegarla.

Ahora vamos con uno de los puntos que a mi me generaba más dudas, ¿Dónde colocarla? Tengo problemas en la espalda e imaginarme de rodillas en el suelo bañando a mi bebé me parecía horrible, pero entonces caí en la cuenta de que es todo lo contrario, al ser una bañera portátil podemos ubicarla donde queramos. Por ejemplo, en la habitación de BabyM yo tengo un cambiador anclado en la cuna y a la misma altura tengo una cama de 90 cm, que tenía anteriormente en esa habitación, y que después pasará a ser la cama de BabyM. En fin que al tener la cama y el cambiador cerca y en la misma altura pues me resulta perfecto. (Ver foto). Otras de las ventajas de todo esto es que todo lo tengo a mano, tanto para el baño como para posteriormente vestirla, y además es ideal para mantener la misma temperatura desde que desvistes al bebé hasta que lo terminas vistiendo de nuevo.

Pero tú me dirás ¿y si yo no tengo esa opción de cama y cambiador a la misma altura? Pues os cuento como lo hago cuando tengo que bañar a BabyE y BabyM yo sola:

Opción 1.- Ubico la bañera Flexi Bath encima del lavabo, no os preocupéis es totalmente segura, eso sí debéis tener todo a mano una vez introducimos al bebé dentro de la bañera. El caso es que las baño en mi habitación que tiene un baño interior, mientras BabyE disfruta unos minutos del baño jugando con sus letras y cocinitas, aprovecho para tenerla a la vista y baño a BabyM. Después sólo me queda sacar a las dos y vestirlas encima de mi cama, tipo cadena de montaje. jajaja. Lo mejor de esta opción es la hora de recogerlo todo, al estar sobre el lavabo quito el tapón de la bañera Flexi Bath y desagua en el mismo lavabo, después seco y a guardar.

Opción 2.- Ubico la bañera Flexi Bath dentro de la bañera del baño, esta opción la he empezado a hacer hace poco, creo que las integra a las dos, BabyE disfruta mucho jugando con BabyM y aunque es cierto que tengo que estar sentada para no hacerme mucho daño en la espalda, de vez en cuando me gusta hacerlo. Para vestirlas el mismo procedimiento que la opción 1 y en cuanto a la hora de recoger también es súper útil al desaguar en la propia bañera.

Bueno familia, pues hasta aquí el post de hoy, como habéis podido comprobar todas las dudas y problemas que le veía a esta bañera han sido solventadas y es por ello que lo recomiendo 100%. Un besotote enorme 💋💋💋 y nos vemos la semana que viene.

 

Almuerzos Con Alma -Nuestra Experiencia-

Hola Familia 2.0!!!

Hoy os traigo un post sobre una de las empresas que he conocido en Instagram, relacionada con la maternidad y con la alimentación. Esta empresa se llama Almuerzos con Alma y tras su nombre se esconde una bonita historia que os invito a conocer en detalle en su Web.

Se trata de una mami emprendedora que encontró su pasión gracias a su Hija llamada Alma, en su tienda vemos varias secciones con productos para la alimentación, «Para Beber» «Para Comer» «Para Llevar» «Para Preparar» y «Para Decorar». Son productos de buena calidad y a un precio bastante bueno.

En Nuestra Experiencia os voy a hablar de la Fiambrera Yumbox –Yumbox MiniSnack Cannes Blue– es el tamaño más pequeño para llevar y no por ser pequeño creáis que no cabe nada, porque no es así.

Es de un material bastante duro, algo normal y lógico cuando se trata de productos que al fin y al cabo van dirigidos a los niños. Su cierre es compacto y sus medias ideales para llevar en el bolso, cuando vamos al parque, o en la mochila, cuando lleva el desayuno a la Escuela Infantil. Cerrada, cómo veis en la foto. Sus medidas son: 5 cm de altura, 15 de longitud y 10 de profundidad.

Una vez abierta, vemos que tiene diversos compartimentos para separar los alimentos. Algo que a mi me encanta, porque BabyE nunca tiene claro qué comer, así que puedo llevar varios alimentos sin que se mezclen entre sí. La capacidad total sería de 380ml aproximadamente.

Además el divisor es de plástico transparente, también duro, y es extraíble para que su lavado sea mucho mejor y más profundo. Reconozco que en alguna ocasión me lo he llevado sin la parte interior para llevar el brick de Zumo o Batido y algún paquete de galletas, y aunque el agarre no es totalmente compacto al faltar la pieza transparente, es igual de cómodo.

En definitiva es un producto que recomiendo, tenéis otros modelos más grandes como las que veis a continuación, pero todas igual de ideales.

Espero que os haya gustado este Post y me contéis vuestra experiencia, si la tenéis, con este tipo de productos. Besototess 💋💋💋 y nos vemos la semana que viene.

¿Qué comprar a mi bebé en Rebajas?

Hola Familia 2.0!!

¡¡Llegaron las REBAJAS!! Sí, ya estamos en plena época de rebajas y con ello muchas mamis nos lanzamos a comprar ropa para los peques a buen precio, pero… ¿Qué es recomendable comprar para los bebés en Rebajas? Recuerdo mis primeras rebajas, BabyE acababa de nacer (2 Enero de 2016) y me vinieron de perlas porque todo lo que tenía preparado para ella le quedaba enorme ¡¡OMG!!, efectivamente nació con 46 cm y durante el embarazo supuestamente iba a ser una bebita grande así que me lancé a por la talla 1 y 2 (51 y 56 cm). Imaginaros….

Pero vamos al grano, que me enrollo como las persianas y después se hace un post larguísimo. A lo que iba, que en esa situación me vino genial porque tuve que comprar de todo, pero ya en las siguiente rebajas no iba a ser así o no debería porque no sabéis lo que me gasté y casi ni pudo aprovechar nada la pobre. Con esto quiero decir, que hay que ser prudentes cuando nos lanzamos a las rebajas, habrá gangas que no podamos resistir ya que se ve todo tan cuqui para los bebés, y si encima vemos que está a un 50% o un 70% decimos ¡¡Me lo llevo!!. Pero NO, primero tenemos que ser consciente que los Bebés cambian muchísimo y crecen súper rápido, así que cuando hablamos de rebajas tenemos que ir a lo seguro.

Los pijamas

Son uno de los básicos que recomiendo comprar en rebajas. Los bebés usan mínimo uno por día, y en ocasiones podemos tener la mala suerte de cambiarlos hasta en tres ocasiones en la noche. Ya a partir del año la cosa va disminuyendo, pero aún así son un imprescindible para comprar en rebajas y ahorrarnos un pastón, teniendo en cuenta que para el próximo año no le quedaran bien. Yo aún así, no suelo excederme en cantidad, pero si en variedad, es decir, compro tanto para la talla que usan en ese momento como para la próxima que usaran, así creo que sale rentable. Os Recomiendo Carrefour o Hipercor para este tipo de prendas, son de buena calidad y de bajo coste. Por ejemplo podéis tener un pijama por 3.50€ o un pack de 3 por 12€ -En tienda tienen más ofertas de últimas tallas-

Los Bodies

Esta prenda es otra básica, y si hablamos de cuántos se usan al día ¡¡Madre mía con BabyM no doy a basto!! . Así que sí, es el mejor momento para hacernos con un arsenal de bodies y que no tengamos que preocuparnos de ellos. Además es ese tipo de ropa que aunque pienses que son muchos y que los aprovecharas con el próximo bebé os digo que NO, en su mayoría tienen tantos lavados encima que están fatal, por no decir de las deformaciones, decoloración y demás defectos que van cogiendo con el paso del tiempo. Por eso mismo es otro motivo para ahorrar dinero en esta prenda tan esencial. Al igual que en los pijamas aprovecho para comprar de varias tallas y así tener algunos preparados para la siguiente. Os Recomiendo otra vez Carrefour o Hipercor para este tipo de prendas, donde podéis ver que el pack de 2 ahora se queda en 4.99€ o un pack de 5 por 17€.

Ropa Casual

En este tipo de ropa me refiero a los básicos para el día a día. Sobre todo mis adquisiciones en este aspecto son Ropa deportiva o cómoda para ir a la guarde y un par de Vaqueros o Jeans, imprescindibles para cualquier look. Desde pequeños me gustan que vayan cómodos y que disfruten de la locura de ser niños, así que me fijo mucho en prendas de chándal o legging y lo que más compro son camisetas -quizás es la prenda que más ensucian con la comida, ya sea leche o papilla-. Y como siempre os digo pensar en la temporada siguiente y haceros con algunas prendas de una talla superior para ahorrar en ropa. Para este tipo de ropa os recomiendo ZaraKids, ya que es una ropa con las tres BBB -BUENO, BONITO Y BARATO-.

Ropa de vestir

Quizás este tipo de ropa yo en las rebajas no es de las que suelo comprar ¿Por qué? pues porque creo que al final tiro el dinero, es cierto que peco con algún que otro conjunto de salir para que las peques vayan requeteguapas alguna vez, pero soy de las que piensan que la niñez es una etapa de diversión y los bebés deben de pasar el día jugando. ¿Y los bebés recién nacidos o en la etapa de 0 a 3 meses? Pues también, es absurdo tenerlos con vestiditos -en el caso de las niñas- o camisas que se le relian y le incomodan cuando pasan el tiempo durmiendo y tumbados. Aún así os pongo algunas opciones con las que siempre cuento para esos días de reuniones familiares o comidas con amigos que los papás nos arreglamos algo más y a ellas también. Para esta opción os recomiendo Mayoral, una tienda que para mi gusto es bastante cara pero en rebajas podemos encontrar grandes ofertas.

Calzado y Complementos

Y para finalizar los zapatos y los complementos, este gran producto que a mamis nos encanta y nos vuelve loca pero que a los bebés les importa un bledo porque en 5 segundos ¡Plis, Plas! y ya se lo han quitado. Por eso mismo no recomiendo invertir para nada en este producto, quizás tener alguno para el momento foto pero nada más. Con mi primera hija tenía creo que unos 15 o 20 modelos, de distintos colores y para distintas ocasiones, y hablo tanto de zapatos como de diademas, pinzas, demás complementos. Sin embargo en esta ocasión ya os digo que no me preocupa para nada esta sección en las tiendas, por lo menos hasta que los bebés empiecen a gatear o andar que entonces sí hay que hacerse con un par de zapatos para amortizarlos. Como recomendación en calzado os cito la tienda Chicco y en Complementos para las niñas la tienda Claire´s.

Bueno chicas, pues hasta aquí el post de hoy, como siempre espero que os haya gustado, si es así no dudéis en darle un Like y suscribiros para estar al corriente de próximos post. Ah!! Si te sabe a poco el Blog, ya sabes que tenemos Canal de YouTube, donde tenéis vídeo nuevo TODOS LOS SÁBADOS A LAS 11.00. Un besotote enorme y hasta la semana que viene.

 

Cesárea VS Parto Vaginal (Mi Experiencia)

Hola Chicas!!

Esta semana os traigo un post un poco particular y es que tras mi experiencia, algunas me habéis pedido que os cuente mi vivencia con respecto a un parto por cesárea (BabyE) y un parto natural, por vía vaginal (BabyM).

Lo primero de todo os remito al post  donde os conté al detalle cómo se desarrolló el parto de mi primera hija (BabyE) y al vídeo donde os relato como fue el parto de mi segunda hija (BabyM) -os lo dejo a continuación (No olvidéis suscribirse al canal)-

Una vez que ya lo hayáis visto y leído os paso a explicar.

Lo primero de todo es que no sólo depende de cómo se produzca el nacimiento, es decir, para mi todo el proceso de parto varía y lo hace diferente. Por ejemplo, en el caso de BabyE yo llevaba desde la semana 37 con contracciones y digo contracciones de inicio de parto no las llamadas preparatorias. Con lo cual tuve que ir hasta en tres ocasiones a urgencias porque en algunos casos me duraban 2 horas seguidas pero después cesaban. En el caso de BabyM -cómo veis en el vídeo- yo empecé con contracciones el mismo día en que di a luz, por lo que el parto en sí creo que se llevó a cabo teniendo en cuenta estas circunstancias.

Con BabyE, cuando llegué al hospital con bolsa rota y líquido meconial -caca dentro del bebé- después de 2 semanas de contracciones estaba de 2 centímetros de dilatación. Pero pese a haber roto bolsa no tenía contracciones regulares y tuvieron que acelerar el proceso con oxitocina. Con BabyM, todo estaba iniciándose, y por eso tan sólo tenía el cuello del útero blandito, pero en esta ocasión estaba con contracciones muy intensas y regulares, así que dejamos que todo surgiera, aunque rompimos bolsa -ya sabéis porque en el vídeo-. Con ello quiero decir que las circunstancias que engloban el parto hacen que se desencadene en una cesárea o en un parto vaginal.

Otro de los motivos que pueden afectar a ello son tus antecedentes, en el caso de BabyE era mi primer parto y aguantamos un poco más por ser primeriza, pero en el caso de BabyM todo se miraba y se observaba con lupa, ya que al tener una cesárea anterior, la pared del útero tiene una lesión y eso puede afectar a la mamá después. También tengo que decir que yo tuve a ambas en un centro privado, aunque reconozco que cambié de centro por mi experiencia, ya que en el primero cuando se produjo cesárea no permiten dejar a la bebé con la mamá y en el segundo, si hubiera sido cesárea de nuevo me hubiesen permitido seguir con mi bebé.

Y ahora os cuento mis sensaciones, creo que la parte emocional de todo el proceso es lo que verdaderamente  marca la diferencia. Piensa que en ambos -cesárea o parto vaginal- lo mejor es el final, la parte más hermosa, es conocer a tu bebé, su carita, el primer beso, esas primeras miradas y palabras de amor que le dedicas.

Cuando sueñas con el parto o cuando lo visualizas, ya seas primeriza o no, las imágenes que se proyectan en tu mente son de dolor, pero un dolor placentero porque te ves con tu pareja al lado, dándote ánimos, te imaginas esas sensación de empujar mientras notas que tu bebé viene al mundo…

En una cesárea… de repente ¡¡Zas!! todo cambia, es como un jarro de agua fría, pasa de ser un momento precioso que recordar a una situación fría, más bien helada, en la que te ves sola, tumbada en una camilla viendo sólo una tela verde entre tú y tu vientre. Además la situación es tan absurda…. Imaginad mi parto: era 2 de enero y me meten a quirófano, la ginecóloga de guardia preparada con guantes, bata y mascarilla, enfermeros en la sala, anestesista a mi lado y empieza la operación. Sí chicas, para ellos no es un parto es una operación. Acto seguido, yo nerviosa, llorando porque me falta todo y no quería ni pensar en el dolor de mi marido, y de pronto los profesionales empieza a cortar tu piel para sacar a la bebé, mientras charlan amistosamente de su cena de fin de año, la fiesta y los cubatas. ¿Os imaginábais así vuestro parto? Pues YO NO.OJO con ello no quiero decir nada del personal médico, hicieron su trabajo estupendamente, pero eso no quita que para mi no es un recuerdo adorable- Apenas la pesan, miden y demás comprobaciones me la enseñan 2 minutos, un beso rápido que se la llevan y un adiós con la mirada, porque ni siquiera pude tocarla.

En un parto vaginal… de repente te dicen ¿¿Preparada para empujar?? ¡¡En unos minutos verás a tu pequeña!! y entonces coges fuerzas, miras a tu pareja, él te da todo el apoyo que necesitas, aunque sea sólo con la mirada y esas palabras de ¡Tú puedes cariño!. Y empiezas a notar la contracción, ¡Ya viene!, empujas con todo tu ser, notas bajar poco a poco a tu bebé y visualizas su carita, sus manos, ¡Pronto estará en tu pecho!. Otra contracción ¡Venga ya está aquí!…. y de pronto escuchas su llanto, lo coges con tus manos y lo pones en tu pecho, esa sensación calentita que aún mantiene, te chupetea todo el pecho hasta llegar al pezón, lo miras y miras a tu pareja. ¿Os imaginábais así vuestro parto? Pues YO SI.

Eso es todo lo que puedo decir de mis dos partos, que para nada tiene que ver con ser madre. Porque a mis dos hijas las quiero por igual, desde el minuto 0 en el que las vi. Por eso, desde aquí, quiero hacer un llamamiento a esas mujeres, madres o no, y a esos hombres, padres o no, que cuando escuchan que has dado a luz por cesárea, ven una vía fácil y te sueltan eso de ¡Ah, entonces tú no has parido!, ¿Cómo que No he parido señores?, Claro que he parido, y encima de sufrir contracciones como cualquier embarazada, encima de tener dolores en todo tu cuerpo, encima de esperar horas a ver nacer a tu bebé, y encima de tener un posparto malísimo como cualquier otra mujer…. Encima de todo eso, ME QUITARON A MI BEBÉ Y ME DEJARON SOLA.

Mi Sesión Fotográfica de Embarazo por Sara Neva Fotografía

¡¡Hola Chicas!!

Como os comenté hace unos días por Instagram, el lunes 2 de octubre nos realizamos una sesión de fotos en familia con motivo de nuestro segundo embarazo de BabyM, en Sara Neva Fotografía. Estaba nerviosa, ya que era la primera vez que íbamos a realizarnos este tipo de sesiones y con BabyE tan pequeña no sabíamos cómo saldría la cosa. El resultado ha superado nuestras expectativas y qué decir del trato recibido por nuestra queridísima Sara, estuvo atenta de nuestra princesa en todo momento, nos mimó, nos cuidó y nos hizo pasar un rato súper agradable.

Para iniciar la sesión las protagonistas fueron Mamá y BabyE, nos eligió un conjunto de vestido de encaje premamá a juego con un peto con volantes de encaje para la princesa, ambos en color champán, que fue verla con él y me derretí de amor. Para el pelo nos seleccionó unos adornos sencillos con flores secas para la mamá y con toques dorados para la pequeña.

  

Después continuamos con una parte de la sesión en pareja, donde PapaR y Mamá se complementaron con tonos negros, y la verdad es que las fotos reflejan un lado muy tierno, puro y sincero. En esta parte BabyE también quiso ser protagonista, ya que al vernos decidió participar de forma espontánea y ahí la veis con tan sólo el pañal, dando su mejor pose.

  

Pero recordemos que la sesión en sí era de Embarazo, y no podía faltar una parte más centrada en Mamá y BabyM, la gran protagonista del momento. Para ello se optó por un Vestido de gasa en tono blanco, que nos dio unas imágenes preciosas y encantadoras.

Y para terminar la sesión, ya que además BabyE estaba muy cansada y a pesar de ser octubre en Sevilla parece que estamos en pleno Agosto, Sara nos regaló estas imágenes tan hermosas de la familia al completo.

Para finalizar este post, quisiera dar una vez más las gracias a Sara. Es una persona especial, se nota desde el principio la pasión y el amor que pone en su trabajo, además cuida hasta el mínimo detalle, desde el escenario, el vestuario, hasta la comodidad de las personas que retrata, sobre todo con los más pequeños. Está iniciándose en este mundo, pero por supuesto lleva una preparación profesional que deja huella en cada imagen. Por supuesto que para nosotros se ha convertido en una amiga, con la que contaremos para el nacimiento de BabyM y su reportaje de New Born, así como en muchos más acontecimientos especiales con los que queramos llevarnos un gran recuerdo. Te deseamos lo mejor «De corazón».

Contacto con Sara Neva Fotografía: Facebook

Un besotote 😘 enorme y como siempre espero que le deis a “Me gusta” ⭐ y os suscribáis 📝 para estar al corriente de mis próximos post.

Mi princesa en su vuelta a la Escuela Infantil

¡¡Hola Familia!!

A raiz del post anterior, así como la etapa en la que nos encontramos de la campaña «Vuelta al cole», he decidido contar mi experiencia con BabyE en la Escuela Infantil. Ante todo y como siempre digo, cada madre es libre de hacer lo que piense en la educación y crianza de sus hij@s, por ello lo que voy a contar es simplemente mi visión u opinión sobre el tema.

Lo primero de todo es aclarar un poco más la respuesta que dí en el post anterior, cuando se me preguntaba ¿Guardería Sí o No?, a ver… sé que estos centros se crearon con el objetivo de ayudar a madres trabajadoras que no podían compaginar su vida laboral y familiar de otra manera, sé que con el tiempo estos lugares han sido la salvación de muchas familias para poder tener un hogar más estable, pero ¿y si simplemente estos lugares son un entorno educativo en el que el bebé aprender, disfruta y es feliz?. Pues ahí es donde voy yo.

Mi princesa se inició en la Escuela infantil un 17 de octubre de 2016, con apenas 9 meses y 15 días. El principal motivo por el que se hizo fue porque su mamá, una servidora, tenía que reincorporarse en el mes de noviembre y pensámos que este proceso de adaptación debería ser así. Pasado el mes de noviembre, dicienbre y mitad de enero del siguiente año recibo la desafortunada noticia de que No voy a reincorporarme y que con ello paso a un estado de «desempleo indefinido» -mi empresa cierra sus puertas por falta de trabajo-. En ese momento muchas mamis conocidas y otros familiares me animaban a sacar a BabyE de la E.I., sin embargo nunca me lo planteé. Primero porque mi opinión era inciar a mi princesa en la E.I. a los 12 meses de edad, para que fuera adaptándose a unas normas, horarios, estuviera rodeada de niños de su edad, conociera y aprendiera conceptos nuevos, vamos básicamente recibiera una educación complementaria a la que recibía en casa. En ese momento BabyE ya tenía cumplidos los 12 meses así que no iba a optar por sacar a mi hija de su clase. Segundo y el motivo más importante de todos, es que mi hija ERA FELIZ, iba todas las mañanas con michísima ilusión a su clase, amaba -y sigue amando- a su profesora «Ángeles» -a la cual le agradezco toda su dedicación- y además estaba aprendiendo tantas cosas…

Sí es cierto que al estar en Desempleo y con unos ingresos mínimos, quizás la opción de dejar a BabyE en casa conmigo nos vendría muy bien, porque la E.I. donde yo la tengo es concertada y así me supone un desembolso económico todos los meses, pero qué quereis que os diga, como madre siempre que pueda voy a quitarme de otras cosas antes que de algo que haga feliz a mi hija, porque si la viera a ella pasando un mal rato todos los días no pensaréis que yo la mantendría allí ¿no?.

Por último deciros que por mi profesión sé que los bebés que acuden a los centros de E.I. son mucho más independientes, más dinámicos y se adaptan mejor a la posterior escolarización obligatoria, con esto no quiero decir, que me veo venir la replica, que tengan que ir a la E.I. desde los 0 meses ni que aquellos que no van son «peores«, simplemente que bajo mi humilde opinión con incorporarlos unos meses o un año antes estaría ideal. Me vuelvo a repetir en que Cada madre es libre de hacer lo que piense en la educación y crianza de sus hij@s.

Aclarado este punto, paso a contaros la experiencia de mi princesa en esta primera semana de «Vuelta a la Escuela Infantil».

BabyE es una niña muy espabilada y yo siempre le hablo de todo para que lo entienda (en su medida) y lo comprenda mejor. Por eso desde hace unos días le explicaba que pronto volvería a la «Guarde«, donde se encontraría con su amiguitos del curso anterior y conocería a muchos nuevos. Le explicaba como sería el proceso: «Nos tenemos que levantar temprano, desayunamos, nos lavamos la cara y nos vestimos -esta semana hemos incluido preparar la maleta ya que la seño nos comentó que es bueno que ella participe de ello-«.

Bueno pues llegó el Gran Día, y por suerte además PapáR estaba con nosotras para acompañarnos a ese momento. Cabe decir que días antes ya me había informado por mi cuenta de quien sería su profesora y en qué clase iba a estar, creo que así al llegar sería mucho más fácil para ella, sino imaginaros el caos con un montón de niños llorando en la puerta, su mamá se va a ver dónde le ha tocado, preguntando a los adultos, en fin… que yo ya iba con la lección aprendida. También de camino a la Guarde cantamos varias canciones -de propia invención- sobre la escuela y las actividades que se hacen, así se le hace muy ameno y divertido. Recordamos los nombres de la profesora y de sus compañeros, y le indico que cuando lleguemos habrá que saludar con una gran sonrisa.

Una vez en la puerta miraba a todos lados, esperando nerviosa qué pasaría. Su profesora abre la puerta de Clase y le decimos «¡Buenos Días Sonia!». En ese momento BabyE se gira y dice «¿Papi?» esperando a que le diera un beso y a continuación abraza a su seño. Soy de las mamás que no me gusta demorar mucho los momentos así, ya que complicamos la situación, así que nos fuimos inmediatamente, y las dudas que teníamos las dejamos para consultar a la salida. En la recogida, BabyE siempre es una payasa se rie al verme y le encanta contarme lo que hace -en su idioma-. La seño nos dijo que todo perfecto, incluso dice que se pasó un buen rato con un mando en la oreja (a modo de teléfono) hablando de los nenes que lloraban por su mami. jajajaja.

Durante la semana ha tenido algunos días complicados en la entrada, ya que en su clase hay algunos niñ@s que se al llegar lloran y claro! lo mismo que la risa, el llanto es contagioso. Pero es darnos la vuelta y BabyE está genial jugando y divirtiendose con sus compañeros. Incluso la seño es tan amable que nos manda foto de lo que van haciendo para que la veamos.

Pues hasta aquí el post -algo polémico quizas- Un besotote 😘 enorme y como siempre espero que le deis a “Me gusta” ⭐ y os suscribáis 📝 para estar al corriente de mis próximos post. Ah! Y no olviéis contarme vuestra experiencia con vuestros peques.

 

Cómo y Cuándo pasar al bebé a su habitación

Hello Family!

Hoy os traigo un tema algo complicado de tratar, por eso quiero dejar claro desde el principio que este post no es para dar ningún consejo o explicar unas pautas a seguir con el momento de pasar al bebé a su propia habitación. Este post es para explicaros cómo se realizó en nuestro caso con BabyE y por qué lo decidimos. Por otro lado debo decir que la edad para pasar a un bebé a su habitación dependerá de diversos factores y es sobre todo una decisión personal que deben tomar los padres de manera consensuada, pero si es cierto que los pediatras recomiendan evadir la edad de los 8 o 9 meses, donde se produce la «Crisis del Apego o Separación».

Ahora sí, paso a contaros mi experiencia:

Cómo muchas ya sabéis la pequeña E es una niña muy buena con respecto al tema del sueño, desde que nació ha sido muy dormilona, lo cual a mi me ayudó muchísimo en el postparto. Ella desde que llegó de la clínica a casa siempre dormía en su minicuna junto a nuestra cama, es decir, en nuestra habitación, pero rara vez hicimos colecho. El principal motivo por el que casi nunca durmió con nosotros fue que ella se movía bastante y con ello no era beneficioso ni para ella ni para los papás. Pero ¿Cuándo nos planteamos pasarla a su habitación?

BabyE el día que montamos la cuna en su habitación

Ese momento llegó entorno a los 5 meses. Muchas diréis ¡Tan Pronto! ¡Pero si aún es muy pequeña! Si, es cierto que al principio dudamos, pero ahora puedo decir que fue una gran decisión. Aprovechamos que BabyE ya no se sentía muy a gusto en la minicuna y decidimos prepararle su cuna para que durmiera mejor. Entonces nos dimos cuenta de que unas noches antes la pequeña E se desvelaba cuando alguno de nosotros íbamos al baño de madrugada o incluso se sobre saltaba cuando el despertador de papi sonaba, así que nos dio tanta cosilla…. Pensamos que tenerla junto a nosotros a lo mejor no era lo más beneficioso para ella, sino que era el momento de pasarla a su habitación.

Pero no penséis que fue todo de un día a otro, ni mucho menos. Primero porque no quería que ella sintiera que la estábamos desplazando y segundo porque en este proceso Mami también necesitaba su tiempo de adaptación, ya que seguíamos con lactancia materna exclusiva.

BabyE jugando con su peluche favorito tras una siesta

Durante una semana ella seguía durmiendo de noche en nuestra habitación, en su minicuna, pero sus pequeñas siestas durante el día las empezó a hacer en su cuna, situada ya en su habitación. Así pudimos ir comprobando su reacción y su adaptación a este cambio. Al principio he de decir que despertarse en un lugar nuevo no le gustaba, pero era lo más lógico. Después empezó a durar poco tiempo en la cuna, por lo que las siestas eran apenas de 10 minutos, pero ya se despertaba sin llorar e incluso se ponía a jugar con su peluche hasta que veníamos a buscarla. Finalmente dormía plácidamente y por ello creímos que había que hacer el cambio completo y definitivo. Entonces llegó la primera noche en su habitación, ¿Qué Cómo nos fue? Pues recuerdo ese momento como una noche en la que no pegué ojo. Me la pase mirando el monitor del vigila bebés y en alguna ocasión tuve la necesidad de ir a verla. Ella en cambio genial, sólo se despertó en sus dos tomas de pecho, que por supuesto quise alargarlas un poco más. Al respecto, tengo que reconocer que a diferencia de cuando estaba en nuestro cuarto no se quejó en toda la noche, no se despertó con el sonido de la alarma de papá y todo eso me dio la seguridad de que había hecho lo correcto.

Mi experiencia ha sido muy buena, en tan sólo una semana y poco más se produjo el cambio a su propia habitación sin ningún problema, pero no siempre es así. Para quienes quieran iniciar ese proceso les recomiendo mucha paciencia, mucho amor y mucha constancia.

BabyE adaptada completamente al cambio y durmiendo plácidamente en su habitación

Por último os dejo las recomendaciones que nos dieron los expertos: 1 Que se iniciara de día y de manera gradual para que el bebé notara el cambio de la manera menos agresiva y no afectara al descanso familiar, ya que si lo realizamos de noche podemos llevarnos varios días sin descanso. 2 Que la habitación del bebé esté situada lo más próxima posible a la habitación de los papás y para mejor, que dispongamos de un sistema de vigilancia eso nos dará mayor seguridad. 3 Que una vez iniciado el proceso no retrocedamos en él, ya que en ocasiones es perjudicial para ambas partes, creando aún más la necesidad de apego.

Un besotote 😘 enorme y como siempre espero que le deis a “Me gusta” ⭐ y me contéis vuestra experiencia con este tema ¿Algunas habéis seguido las mismas pautas que yo?. ¡Ah! no olvidéis suscribiros 📝 para estar al corriente de mis próximos post.

 

Higiene con los Juguetes del Agua

Hola Chicas!!

Hoy os traigo un post muy interesante, a mi parecer, sobre la limpieza de los juguetes de goma que usamos a la hora del baño con nuestros pequeños. La idea de este post surgió de la propia experiencia, cuando un día tras bañar a BabyE me di cuenta de una zona oscura en uno de los juguetes del baño, para mi sorpresa era Moho. Os podéis imaginar mi cara al ver eso, soy muy maniática con la higiene en casa y en lo referente a mi hija mucho más, así que me puse manos a la obra para eliminar por completo esta bacteria, además de utilizar varias rutinas para que no vuelva a aparecer.

Lo primero que debemos hacer una vez que existe el Moho, es lavar en profundidad todos los juguetes. Puede que no todos tengan, pero lo recomendable es que se laven todos.

  • Lavar con Lejía:

Yo utilizo la misma bañera para lavarlos, pero si os es más cómodo podéis usar un barreño o palangana. En ella ponemos agua templada y un buen chorro de lejía, la que yo uso es la que se usa para suelos o baños. Metemos todos los juguetes y los sumergimos, es decir, hacemos que el agua con lejía penetre dentro de ellos. Ahora uno a uno, vamos agitando con fuerza (como si se tratara de unas maracas) para que el agua limpie todas las paredes interiores del juguete y después expulsamos a presión ese agua. Este proceso debe repetirse las veces necesarias, hasta que veamos que el agua sale limpia y si ponemos el juguete a contra luz no se ve ningún tipo de mancha oscura. Cuando terminemos con todos los juguetes, retiramos el agua sucia y los dejamos en agua limpia con legía un buen rato, yo los dejo sobre unas dos horas y media aproximadamente. Finalmente vaciamos los juguetes de agua, repitiendo una última vez el proceso agitar y expulsar, y los secamos muy bien. Este proceso es muy abrasivo por lo que tampoco debemos obsesionarnos con la limpieza, pero realizándolo una vez al mes tendremos al Moho a raya.

  • Hervir con Vinagre:

Siempre que compro algo para BabyE, y mucho más cuando son cosas que se va a llevar a la boca, primero hago una limpieza desinfectante, ya que es muy importante eliminar cualquier tipo de suciedad o microbios del juguete. En este caso además, utilicé el Vinagre en la limpieza, ya que me lo recomendaron como un elemento muy abrasivo para el Moho. La proporción que uso es de una taza de café por cada litro de agua. Recordar que es muy importante que los juguetes queden sumergidos en ese agua y el agua penetre en los juguetes, ya que sino la limpieza no se hace en profundidad. Suelo dejarlo hervir unos 25-30 minutos y después lo dejo otros 25-30 minutos en reposo en esa agua. Una vez se enfríe, limpiamos uno a uno los juguetes, agitando y eliminando el agua de su interior (como hicimos en el paso anterior) y finalmente se dejan secar en un lugar abierto. Yo recomiendo hervirlos una vez al mes para que cualquier resto de moho desaparezca por completo.

  • Lavar en el Lavavajillas:

Por último realizo un lavado en el lavavajillas, utilizo el programa largo con una temperatura de 55º. Así los juguetes se limpian en profundidad, tanto por dentro como por fuera. Eso sí, en este proceso lo más importante es que los juguetes queden bien secos, ya que seguramente al terminar el lavado tengan agua en el interior y debemos vaciarlos y dejarlos secar antes de guardarlos. Es algo muy simple y que podemos hacer una vez cada diez días para mantenerlos bien limpios.

Para finalizar os doy un par de recomendaciones diaria para estos juguetes: Recordad que en cada uso diario en el baño, a la hora de recogerse deben quedar bien secos, por lo que debemos vaciar el agua que quede en su interior y secarlos. Es muy importante que los juguetes se guarden en un lugar abierto, yo utilizo una bolsa de malla que tiene chupones adhesivos a los azulejos del baño (es de imaginarium) esto permite que los juguetes tengan buena ventilación. Con todo esto, yo por lo menos, estoy mucho más tranquila.

Un besotote 😘 enorme y como siempre espero que le deis a “Me gusta” ⭐ y os suscribáis 📝 para estar al corriente de mis próximos post.

¡¡Hasta pronto Amigas!!

Productos HeroBaby

Hola Chicas!

Hace tiempo que no os hablaba de mi experiencia/opinión sobre algunos productos que uso con BabyE, y sois muchas las que me preguntáis sobre la alimentación de mi pequeña. Es cierto que es un tema que nos preocupa a todas las mamas primerizas y saber la opinión de otras mamis nos ayuda a decidir qué productos son mejores.

Antes de nada debo aclara que esto no es ninguna colaboración, no gano nada de la marca Hero Baby ni me supone nada hablar de ellos. Pero he decidido hacer un post sobre ellos ya que son muchos los productos que mi princesa toma en varios formatos.

definitiva-copiaEmpezamos con los lácteos/Yogures:

Mi princesa fueron los primeros que ha probado, los ve y se vuelve loca. Existen en dos formato:

En Bolsas para llevar a cualquier sitio -no necesitan frio- son de una cantidad de 80gr y tienen tres sabores «Multifrutas, Plátano y Natural». Además son sin gluten y se recomiendan a partir de los 6 meses cuando se inicia la alimentación complementaria. Los preferidos de BabyE son los multifrutas y los que menos tolera son los natural por su sabor a leche.

yogurines-copiaEn Pack de 4 Yogures -no necesitan frio- son de una cantidad de 100gr y tienen tres sabores «Fresa, Plátano y Melocotón». Al igual que los anteriores se recomiendan a partir de los 6 meses cuando se inicia la alimentación complementaria. Los preferidos de BabyE son los de sabor Fresa.

yogures-copia

Seguimos con la fruta/cereales:

Desde el principio la pequeña E se proclamó por el formato «Merienda» de la marca Hero Baby, probamos varios tarros de compota así como la hecha en casa, pero lo único que accedía a comer fueron estos. Es cierto chicas que, a veces, nos empeñamos en que nuestros hij@s coman comida hecha por nosotras y nos olvidamos que lo importante es que coman. Además los productos infantiles pasan muchos controles y son igual de sanos para ellos, aunque es cierto que la economía lo nota, jajaja. Os pongo los modelos que Baby E ha ido probando por etapas y los que prefiere, aunque tiene todos en su web.

A partir de los 4 meses:

Aunque nosotras mantuvimos lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, los primeros que probó BabyE fuero los de la gama «Sólo» tarritos con 100% fruta ecológica, de 120gr. Son geniales porque te permite ir introduciendo una sola fruta y ver sus reacción, al sabor, a la textura, incluso para determinar alergias.

fruta-solo-copia

Después hemos introducido el formato de tarros de varias frutas, con una cantidad de 235 gr y una amplia selección de combinaciones, para que la hora de comer se convierta en algo divertido y sorprendente.

fruta-tarros-copiaA partir de los 6 meses:

Para terminar hemos probado la gama «BabyMerienda«, pack de dos tarros de fruta y galletas María. es una forma nueva y que a BabyE le encanta de mezclar fruta y cereales. Existen unos que son con Natillas pero estos debo decir que tienen un sabor extraño porque la pequeña E no quiere ni olerlos. Los que veis en la parte superior son de tarros de cristal de 190gr cada uno y los de la parte inferior son de 130gr y viene en un envase de plástico con tapadera que después son reutilizables.

fruta-merienda-copiaY en esta sección os hablo de las galletas: «Mi primera Galleta» Yo las descubrí tarde, sobre los 8 meses, y al principio BabyE ni las quería, pero están genial. El bebé puede tomarla triturada o disuelta en biberón desde los 4 meses y entera a partir de los 8 meses. Además están buenísimoas y no contienen gluten. Formato de 180gr.

 Terminamos con la verdura/carnes y pescados:

En esta categoría os podría hablar de mil cosas, lo mejor es su variedad. Tenemos desde las básicas para la iniciación a la verdura, o a la introducción de la carne y el pescado, existen además un amplio abanico de «Recetas Caseras» como lentejas con verduritas, Menestra de cordero,… y también el formato «Buenas Noches» que incluye Lenguado, Merluza, Rape, etc… Finalmente también tiene otra gama de «Cocina Mediterránea» con pavo y pasto o jamón y quesitos. En fin…. os vuelvo a decir que lo que me encanta de esta marca es su amplio surtido, para poder hacer una dieta saludable y completa. Nosotras ahora estamos con el formato Hero Nanos que es a partir de 12 meses, con comida semitriturada. El tamaño del formato varia desde los 190 gr hasta los 235 gr.

 verdura-copia

Como conclusión final debo decir que estoy encantada con esta marca, los formatos son geniales, el sabor muy conseguido y su amplia variedad los hace para mi una compra acertada. Además se venden en casi todos los supermercados, por lo que le aporta un punto positivo en momentos de urgencia o imprevisto. Espero que os guste el post, siempre bajo mi experiencia,  y no olvidéis dejar vuestro comentario. Un besote enorme 💋 y os espero en el próximo post. P.D: Estamos de Sorteo en Instagram, no os olvidéis de participar.