Cesárea VS Parto Vaginal (Mi Experiencia)

Hola Chicas!!

Esta semana os traigo un post un poco particular y es que tras mi experiencia, algunas me habéis pedido que os cuente mi vivencia con respecto a un parto por cesárea (BabyE) y un parto natural, por vía vaginal (BabyM).

Lo primero de todo os remito al post  donde os conté al detalle cómo se desarrolló el parto de mi primera hija (BabyE) y al vídeo donde os relato como fue el parto de mi segunda hija (BabyM) -os lo dejo a continuación (No olvidéis suscribirse al canal)-

Una vez que ya lo hayáis visto y leído os paso a explicar.

Lo primero de todo es que no sólo depende de cómo se produzca el nacimiento, es decir, para mi todo el proceso de parto varía y lo hace diferente. Por ejemplo, en el caso de BabyE yo llevaba desde la semana 37 con contracciones y digo contracciones de inicio de parto no las llamadas preparatorias. Con lo cual tuve que ir hasta en tres ocasiones a urgencias porque en algunos casos me duraban 2 horas seguidas pero después cesaban. En el caso de BabyM -cómo veis en el vídeo- yo empecé con contracciones el mismo día en que di a luz, por lo que el parto en sí creo que se llevó a cabo teniendo en cuenta estas circunstancias.

Con BabyE, cuando llegué al hospital con bolsa rota y líquido meconial -caca dentro del bebé- después de 2 semanas de contracciones estaba de 2 centímetros de dilatación. Pero pese a haber roto bolsa no tenía contracciones regulares y tuvieron que acelerar el proceso con oxitocina. Con BabyM, todo estaba iniciándose, y por eso tan sólo tenía el cuello del útero blandito, pero en esta ocasión estaba con contracciones muy intensas y regulares, así que dejamos que todo surgiera, aunque rompimos bolsa -ya sabéis porque en el vídeo-. Con ello quiero decir que las circunstancias que engloban el parto hacen que se desencadene en una cesárea o en un parto vaginal.

Otro de los motivos que pueden afectar a ello son tus antecedentes, en el caso de BabyE era mi primer parto y aguantamos un poco más por ser primeriza, pero en el caso de BabyM todo se miraba y se observaba con lupa, ya que al tener una cesárea anterior, la pared del útero tiene una lesión y eso puede afectar a la mamá después. También tengo que decir que yo tuve a ambas en un centro privado, aunque reconozco que cambié de centro por mi experiencia, ya que en el primero cuando se produjo cesárea no permiten dejar a la bebé con la mamá y en el segundo, si hubiera sido cesárea de nuevo me hubiesen permitido seguir con mi bebé.

Y ahora os cuento mis sensaciones, creo que la parte emocional de todo el proceso es lo que verdaderamente  marca la diferencia. Piensa que en ambos -cesárea o parto vaginal- lo mejor es el final, la parte más hermosa, es conocer a tu bebé, su carita, el primer beso, esas primeras miradas y palabras de amor que le dedicas.

Cuando sueñas con el parto o cuando lo visualizas, ya seas primeriza o no, las imágenes que se proyectan en tu mente son de dolor, pero un dolor placentero porque te ves con tu pareja al lado, dándote ánimos, te imaginas esas sensación de empujar mientras notas que tu bebé viene al mundo…

En una cesárea… de repente ¡¡Zas!! todo cambia, es como un jarro de agua fría, pasa de ser un momento precioso que recordar a una situación fría, más bien helada, en la que te ves sola, tumbada en una camilla viendo sólo una tela verde entre tú y tu vientre. Además la situación es tan absurda…. Imaginad mi parto: era 2 de enero y me meten a quirófano, la ginecóloga de guardia preparada con guantes, bata y mascarilla, enfermeros en la sala, anestesista a mi lado y empieza la operación. Sí chicas, para ellos no es un parto es una operación. Acto seguido, yo nerviosa, llorando porque me falta todo y no quería ni pensar en el dolor de mi marido, y de pronto los profesionales empieza a cortar tu piel para sacar a la bebé, mientras charlan amistosamente de su cena de fin de año, la fiesta y los cubatas. ¿Os imaginábais así vuestro parto? Pues YO NO.OJO con ello no quiero decir nada del personal médico, hicieron su trabajo estupendamente, pero eso no quita que para mi no es un recuerdo adorable- Apenas la pesan, miden y demás comprobaciones me la enseñan 2 minutos, un beso rápido que se la llevan y un adiós con la mirada, porque ni siquiera pude tocarla.

En un parto vaginal… de repente te dicen ¿¿Preparada para empujar?? ¡¡En unos minutos verás a tu pequeña!! y entonces coges fuerzas, miras a tu pareja, él te da todo el apoyo que necesitas, aunque sea sólo con la mirada y esas palabras de ¡Tú puedes cariño!. Y empiezas a notar la contracción, ¡Ya viene!, empujas con todo tu ser, notas bajar poco a poco a tu bebé y visualizas su carita, sus manos, ¡Pronto estará en tu pecho!. Otra contracción ¡Venga ya está aquí!…. y de pronto escuchas su llanto, lo coges con tus manos y lo pones en tu pecho, esa sensación calentita que aún mantiene, te chupetea todo el pecho hasta llegar al pezón, lo miras y miras a tu pareja. ¿Os imaginábais así vuestro parto? Pues YO SI.

Eso es todo lo que puedo decir de mis dos partos, que para nada tiene que ver con ser madre. Porque a mis dos hijas las quiero por igual, desde el minuto 0 en el que las vi. Por eso, desde aquí, quiero hacer un llamamiento a esas mujeres, madres o no, y a esos hombres, padres o no, que cuando escuchan que has dado a luz por cesárea, ven una vía fácil y te sueltan eso de ¡Ah, entonces tú no has parido!, ¿Cómo que No he parido señores?, Claro que he parido, y encima de sufrir contracciones como cualquier embarazada, encima de tener dolores en todo tu cuerpo, encima de esperar horas a ver nacer a tu bebé, y encima de tener un posparto malísimo como cualquier otra mujer…. Encima de todo eso, ME QUITARON A MI BEBÉ Y ME DEJARON SOLA.

3 pensamientos en “Cesárea VS Parto Vaginal (Mi Experiencia)

  1. Mi primer parto también terminó en cesárea, aunque se podría decir que algo mejor que la tuya, más que nada porque pude tener a mi marido conmigo y me pusieron a mi bebé en el pecho nada más nacer, tuvimos nuestro ratito, eso sí, después me llevaron un rato a reanimación y fue mi marido quién pudo hacer el piel con piel. Está vez Preferiría parto, creo, porque es lo natural peeeeero el miedo me puede, así lo que tenga que ser será!😅

    Un besazo guapísima!!! Comparto tu post en mis redes, me ha gustado mucho! 😉

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s