El sueño del bebe: Hábitos y rutinas (I) 0-6 meses

Hola Chicas!!

El tema del sueño es algo que nos preocupa a todas las mamis, y sobre todo a las que somos primerizas. Por un lado la falta de información nos hace plantearnos, en determinados momentos, si algo no estamos haciendo bien, y por otro lado, el exceso de información que nos dan familiares y amigos, nos hace sentirnos peor. Es por ello que he decidido contar mi experiencia para que le pueda servir de ayuda o consuelo a otras mamis, aunque he de decir que cada bebé es un libro en blanco y lo que me ocurrió a mí no tiene porqué pasarle a otras.

  • Recién nacido de 0-3 meses

El bebé recién nacido suele dormir entre 16 y 20 horas entre el día y la noche, básicamente su día a día se basa en la necesidad de alimentarse y se despierta cada dos o tres horas, aproximadamente, según el bebé. En esta etapa deben dormir bajo la vigilancia de sus padres, en la misma habitación, para evitar la muerte súbita. Desde los 0 meses hasta los 3-4 meses el bebé irá espaciando sus tomas de alimentación, lo cual hará que los padres puedan llegar a dormir hasta 4 horas seguidas, pero es cierto que ese periodo dependerá mucho del bebé y su actividad diaria. Sobre los 2 meses notarás que el bebé empieza a mantenerse despierto tras las tomas del día y podrás disfrutar más de él hablándole o jugando, sin embargo durante la noche tan sólo se despertará para comer: empiezan a compaginar los horarios de los padres.

Aunque el sueño es un proceso madurativo, establecer ciertas rutinas nos puede ayudar: por ejemplo si desde el nacimiento se acostumbra al bebé a bajar el nivel de actividad a partir de las ocho de la tarde, o establecer un horario de baño, o llevarlo siempre a una misma hora a la habitación donde va a dormir. Al principio te puede parecer que no tiene sentido, pero el bebé va a ir asimilando esas rutina de manera natural. Por otro lado, es estos meses se produce la llamada «Hora de las Brujas», un tema del que ya hablé en otro post, pero que afecta en el sueño del bebé. Se produce cuando cae la tarde y los bebés pasan de una actividad activa a una actividad pasiva, de descanso.

  • Bebé de 4 a 6 meses

Un bebé de 4 meses ya duerme entre 9 y 11 horas de noche, y durante el día realizará entre 2 o 3 siestas. El periodo de duración de estas siestas será de manera gradual, aunque dependiendo del tiempo que duerma de día así tendrá más o menos horas de sueño durante la noche. En algún momento entre los 4 y los 6 meses, se dice que algunos bebés son capaces de dormir de 8 a 10 horas seguidas durante la noche, pero si tu bebé no lo hace, no eres la única. Muchos bebés se despiertan una vez o más para alimentarse en esta etapa. Si por el contrario eres la afortunada de que tu bebé si duerme toda la noche, ¡aprovéchalo! porque a veces los bebés que llevan semanas o meses durmiendo toda la noche de corrido, de repente empiezan a despertarse otra vez una o dos veces en la noche. Los motivos pueden ser varios: los dientes, las nuevas habilidades aprendidas, la necesidad de apego, etc…

Ha llegado el momento de establecer una pauta para dormir, debes mantenerlo tanto de noche como de día. Ya que a partir de esta edad los bebés empiezan a entender La rutina, por lo tanto, trata de llevar una hora fija para acostarse, tanto en las siestas como en la noche. No se trata de ser estricto, pero sí lo más consecuente posible.

Muchos aconsejan que esta etapa es la apropiada para el cambio del bebé a su habitación, en mi opinión esto va a variar dependiendo de las tomas que el bebé realice en la noche así como el criterio que desean mantener sus padres a la hora del descanso. Es cierto, que por lo general el bebé ya sólo se despierta en un par de ocasiones en la noche (Por ejemplo: desde la toma de las 00.00 hasta las 04.30 y siguiente toma 08.00), con lo cual el descanso familiar es mayor y sería el momento apropiado de trasladar al pequeño a su dormitorio, pero sois vosotros los que tenéis que tomar esa decisión.

Mi experiencia de 0 hasta los 6 meses

Mi princesa, como ya sabéis, le costaba tomar pecho durante las primeras semanas de vida (mi aventura con la lactancia materna ya os lo conté), es por ello que mis días y mis noches de sueño no eran muy afines a lo que la norma dice de un recién nacido. Sin embargo, una vez que conseguimos establecer la lactancia materna todo cambió. Mi bebé estaba bien alimentada, con ello durante el día básicamente era comer y dormir, y durante la noche igual. Con respecto a las rutinas que llevé a cabo, debo decir, que hasta el segundo mes a mi bebé el baño no le relajaba en absoluto por eso a veces me la alteraba demasiado y terminaba durmiéndose muy tarde: en alguna ocasión cambié la hora del baño a la mañana.

durmiendo1Lo que sí hice desde que nació era establecer unas normas horarias y lugares de sueño: Durante el día se dormía en brazos y pasaba sus horas de sueño en el capazo (era invierno y me daba la impresión que estaba como más calentita) –esto no lo recomiendo ya que terminó acostumbrándose a dormirse en brazos y acunándola Durante la caída de la tarde-noche sobre las 19.30-20.00 empezábamos con el baño, el masaje con la crema, la música flojita de cuna, toma de pecho y a las 22.00 estaba en su minicuna durmiendo. He de decir que hasta el primer mes BabyE realizaba tomas cada 2 0 2.30 horas, tanto de día como de noche, pero en el segundo mes las tomas de la noche se fueron espaciando hasta tal punto que había veces que sólo realizaba 1 sola toma en la noche (descubrimos que descansaba mejor durmiendo boca-arriba y desde ese momento la familia al completo descansó mucho mejor).

A los tres meses las horas de sueño por la noche estaban establecidas, seguimos con toma a las 22.00 donde ya se queda dormida en su minicuna, se despierta para la primera toma a las 00.00 que se la daba en la cama, la segunda toma era a las 8.30 que también se la daba en la cama y finalmente no se levantaba hasta las 10.00. Es por ello, que a final de los 4 meses iniciamos el proceso de cambio a su habitación y a la cuna grande, ya que anteriormente como sabéis dormía con nosotros en una minicuna. El proceso lo hicimos primero durmiendo únicamente las siestas (en esta etapa realizaba unas tres siestas durante el día) y a final del quinto mes ya fuimos dejándola por la noche. El cambio ha sido lento, porque coincidió con los meses de verano y las vacaciones, pero dentro de lo que se podía hemos seguido manteniendo horarios y rutinas.

Hasta aquí la primera parte del Sueño del Bebé: Hábitos y Rutinas (de 0-6meses), espero que os haya resultado interesante. ¿Cuánto y cómo duermen vuestros Bebés? ¿Qué rutinas seguís vosotras con vuestros bebés? ¿Cuándo hicisteis el cambio a la habitación del bebé? Espero vuestros comentarios para conoceros un poco más. Un besotote enorme

(seguidme en Instagram @aprenderasermama)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s