La «Hora de las Brujas»

Hola Chicas!

Hace unos días en Istagram una #mamiprimeriza como muchas de nosotras nos planteó una situación con su bebé de apenas mes y medio y le comenté este concepto «La hora de las brujas», ya que es algo que me ayudó enormemente cuando mi princesa era recién nacida.

Cuando mi bebé tenía dos semanas de vida, ella durante el día dormir y comer, poco más. Se quedaba dormida en el capazo, en la minicuna, en el sofá con mami, ¡Vamos donde fuera!, pero al llegar las 19.30-20.00 parecía transformarse. Se volvía inquieta, lloraba mas a menudo, sólo se calmaba en brazos y a veces sólo con la teta. Cuando conseguía dormirla y la echaba en la minicuna a eso de las 21.00-22.00, era rozar las sábanas y volver a llorar, llorar, y llorar sin consuelo. El proceso se repetía una y otra vez hasta que terminaba sentada o tumbada con ella en brazos sobre la 1 de la madrugada, agotada y deseando cerrar un poco los ojos. En ese tramo parecía que #babyE conseguía dormirse y así la echaba a la minicuna. Es cierto que después sólo se despertaba dos veces a las 4 y a las 8 (horas que sólo se despertaba para su toma y volvía a dormirse). El suceso se repetía muchas noches y decidí acudir a mi pediatra.

¿Os suena de algo esta situación? Seguro que muchas le dijeron simplemente que tenía gases: el famoso Cólico del lactante, pero no es así. Una vez embarazada me informé, ya que en mis conocidos ha habido episodios del famoso cólico, y me dieron la siguiente pauta para reconocer si es o no el cólico del lactante: deben cumplir Las 3 reglas de Wessel, llamadas así en honor al profesor de pediatría estadounidense que describió por primera vez el fenómeno. Se considera que se da un cólico del lactante si el llanto:

  • Aparece antes del tercer mes de vida (generalmente no antes de los primeros 15 días)
  • Dura tres o más horas al día (normalmente el inicio es a última hora de la tarde, aunque no siempre es así, en algún caso se da de madrugada)
  • Se prolonga durante tres o más días a la semana consecutivos.

Si tu bebe no llega a tanto, es decir, no es un llanto sin consuelo que cesa de repente a las tres o cuatro horas, entonces desengáñate: no tiene cólico. Pero entonces…¿por qué llora tanto cada día, y sobre todo en la tarde-noche?  En esos momentos el bebé está irritable, llora mucho, solo parece calmarse en brazos o a la teta, se vuelve muy demandante, no quiere dormir en la cuna, se despierta nada más rozar las sábanas…. Estas palabras son las que repiten muchas mamás.

Pues mi pediatra me dio la siguiente respuesta: Por un lado hay que tener en cuenta que un bebé de pocos días o semanas es inmaduro neurológica y fisiológica, por lo que al llegar la tarde noche el lactante pasa por una situación de estrés o cansancio, en la cual quiere relajarse y dormir pero su inmadurez no le permite hacerlo. Es por ello que llora desconsolado buscando ayuda. Por otro lado los bebés, a diferencia de los adultos, alcanzan el sueño profundo pasados los 45-50 minutos, quiere decir, que pese a relajarse y cerrar los ojos cualquier movimiento o ruido que vuelva a ocasionarle una situación de estrés le hace despertar rápidamente.

Entonces ¿qué debemos hacer? Sobre esa hora realizamos la hora del baño, esto les ayudará a ese proceso de transición entre el estrés de la actividad diaria y la tranquilidad de la noche. Seguidamente realizamos una toma de comida bien al pecho si realizamos lactancia materna o un biberón si utilizamos leche de fórmula, la succión también les ayuda a relajarse. Acto seguido no tengamos prisas por dejarlo en la cuna, minicuna, etc para dormir, mantegámoslo un ratito más al amparo de nuestro calor. No es cierto que se acostumbran a los brazos, ni siquiera son conscientes aún de las rutinas, por lo menos aguantemos unos minutos más para que alcance el sueño profundo y así tanto el bebé como los papás podrán descansar mejor.

Bueno chicas a mi me ayudó mucho este consejo, entendí que los peques buscan los brazos y la teta como consuelo para poder sobrellevar esa situación nueva para ellos. Yo era de las que se dormía y alá a la cuna para que descansara, pero una vez que entendí el problema, la mantenía mas tiempo en mis brazos y una vez que observaba que estaba plácidamente dormida, sólo entonces, la echaba en la cuna.

Por último quiero comentar, para las que optan por lactancia materna, este es uno de los momentos en los que por desconocimiento y un mal consejo, pensamos que nuestro hijo no se satisface con muestra leche y necesita la llamada «Ayuda», ya que no deja de llorar pero acaba de comer y al calmarse con el pecho creemos que se queda con hambre. Error!! Si pensáramos fríamente, es absurdo que de repente se produzca menos leche por la tarde-noche, es decir, si el bebé mama y duerme bien por la mañana y en cambio por la tarde todo es teta y llorar, se debe a algún problema más allá del hambre o producción.

Por último, el mejor consejo que os puedo dar sobre «La hora de las brujas» es llevarlo con la mayor tranquilidad posible, sabiendo que es una etapa y por supuesto nada de pensar que sois malas mamis o papis ¿Eh? Lo estáis haciendo genial. Un besotote preciosas y hasta el próximo post.

hora-de-las-brujasMás información: http://www.crecebebe.com

Un pensamiento en “La «Hora de las Brujas»

  1. Pingback: El sueño del bebe: Hábitos y rutinas (I) 0-6 meses | Aprender a Ser Mamá

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s